La empresa tecnológica Primux, situada en Tecnópole, creció un 20% en 2020

La empresa tecnológica Primux, situada en el Parque Tecnolóxico de Galicia y dedicada al desarrollo de ordenadores, portátiles, tablets, smartphones, cámaras y accesorios diversos, ha superado de manera muy positiva el complejo año de la pandemia.

La crisis mundial provocada por la COVID-19 ha tenido un impacto desigual en los mercados y determinados sectores se han visto muy favorecidos por los cambios en los hábitos de consumo y la aceleración en la adopción de los avances en tecnología. Las restricciones al ocio puertas afuera y el confinamiento (que motivó la imposición masiva del teletrabajo) impulsaron radicalmente el negocio de las empresas de productos tecnológicos: en 2020 se vivió un auge sin precedentes en la renovación de equipos como ordenadores, tablets o accesorios para el juego.

Una tendencia que han registrado los grandes de la industria mundial, y que ha tenido su reflejo en España, donde sólo la venta de ordenadores subió un 27% el pasado año. Hay que remontarse a 2010 para acceder a datos de crecimiento comparables, y aquellos se quedaron en el 13,7%.

Primux, fabricante de equipamiento informático y tecnología ‘honesta’, ha surfeado esta ola en la misma línea que el sector, consiguiendo el pasado año un aumento de la facturación del 20%. Con este crecimiento se sitúa también como el líder español en el sector de fabricación de dispositivos informáticos con sistema operativo Windows. A finales de 2020 Primux estaba ya presente además en los verticales de los sellers más potentes del sector en España, como Amazon, El Corte Inglés, Carrefour o Media Markt.

La compañía encara ahora el segundo semestre del año con ese impulso hacia el crecimiento que señaló el camino de la pandemia. Su CEO, Daniel Rodríguez, se muestra muy optimista con permanecer “en ratios de crecimiento similares a 2020. Eso teniendo en cuenta que seremos capaces, gracias a nuestra política de reservas y almacenamiento, de evitar roturas de stock que el año pasado afectaron a muchos fabricantes y que Primux apenas notó por ese motivo”.

Fuente: Tecnópole