El 69% de las empresas hará frente a la inflación con inteligencia artificial

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

El conflicto geopolítico en Europa del Este ha sacudido severamente a los mercados de materias primas; tanto los precios como las expectativas de inflación para el 2022/2023 se han disparado y el horizonte económico se ha nublado. El estudio “Productivity Squared” de SS&C Blue Prism revela que el 73% de las empresas ha registrado una subida de costes considerable durante los últimos 12 meses. Con más de 1.000 directivos entrevistados, el estudio señala al sector manufacturero como el más afectado; la subida media de los costes empresariales es del 9% durante el mismo período.

Según el estudio, se trata de cambios económicos que están anunciando una nueva era de trabajo, ya que todas las industrias están remodelando sus operaciones: buscan soluciones para proteger tanto su propio futuro como el de sus empleados y sus clientes. Ante la drástica reducción de los márgenes experimentada, el 78% de los líderes empresariales están recurriendo a tecnologías avanzadas, como la inteligencia artificial (IA) y la automatización inteligente, para hacer frente a los costes en auge, las turbulencias económicas y la escasez de talento.

Aunque casi la mitad de las empresas encuestadas (47%) prevé que los acontecimientos geopolíticos afecten a sus negocios negativamente, cuentan con una situación financiera sólida y la inmensa mayoría (el 88%) espera seguir creciendo en 2022 y 2023. La transformación digital ayudó a muchas empresas a mantener su ritmo de crecimiento con la proliferación del trabajo a distancia durante la pandemia; de hecho, dos tercios (67%) registraron un incremento de productividad en los últimos 12 a 18 meses. No obstante, la mitad de las empresas indican que mantener los niveles actuales de productividad es un reto; el 71% señala dificultades para atraer y retener talento en un entorno laboral que sigue sufriendo las consecuencias de la “gran dimisión”.

El 69% de los dirigentes prevé recurrir a estrategias que involucran la automatización para reforzar los puntos débiles de su productividad y para encontrar oportunidades en un clima de visibilidad limitada. Sin embargo, sólo el 11% de los encuestados está convencido de la estrategia de IA actual en su empresa: el 59% se preocupa por una mala implementación, el 40% por la coordinación interna y el 27% por las tecnologías heredadas.

Este estudio demuestra la importancia de la automatización para el futuro de las empresas. Con el partner adecuado, la implementación de la automatización puede servir como base para la innovación y la unificación. Al mismo tiempo, puede ayudar a elevar el nivel de competencias de los empleados y mejorar la eficiencia de los procesos de selección; también puede servir para superar las barreras de la escasez de talento, sin ralentizar el progreso.

Fuente: El Economista